Parece que Selena Gomez se ha dejado todo su estilo en la Semana de la Moda de París, y es que después de viajar hasta la ciudad de las luces para acompañar a su novio The Weeknd (encargado de poner el broche final al desfile de H&M con su actuación), la exniña Disney aterrizó en Atlanta con un look que ha sido de lo más criticado.

No sabemos si es que Selena realizó todo este largo viaje durmiendo, pero a jugar por su look y su cara de recién levantada, la cantante parece que salió del avión todavía soñando.