Celebrities » Pop

CAUSADA POR RESTOS DE SU ABORTO

Lily Allen, hospitalizada por una infección en la sangre

Lily Allen ha sido ingresada por una infección de la sangre llamada septicemia, posiblemente causada por la presencia de restos fetales que no se retiraron durante su reciente aborto. Un amigo de la cantante ha declarado que están "extremadamente preocupados" por su estado de salud, aunque la joven está respondiendo bien al tratamiento.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

La artista sufrió hace una semana un aborto espontáneo -el segundo en dos años- perdiendo a su bebé en el sexto mes de embarazo. Tras la intervención quirúrgica, Allen regresó a su casa para descansar y agradeció a los fans el apoyo prestado; pero la pesadilla aún no ha terminado: este viernes ha sido ingresada de nuevo.

La cantante de 'Fuck you' tuvo que ser trasladada al hospital en ambulancia para ser tratada urgentemente por una infección sanguínea llamada septicemia. Esta enfermedad puede tener lugar si, tras sufrir un aborto, no se retiran correctamente del organismo todos los restos fetales, que pueden infectarse.

Según ha declarado su representante, la artista "está en el hospital, siendo tratada por septicemia". Y añade: "Está respondiendo bien al tratamiento y su situación continúa mejorando".

Mientras pasan estos duros días, el representante de Lily ha pedido a la prensa y los fans que no agobien demasiado a la familia: "Lily agradece a todos los mensajes y el apoyo prestado, y pide de nuevo que, mientras se recupera, se les deje solos a ella y su novio Sam Cooper".

Publicidad