Liam Payne es noticia, y no solo por las controvertidas imágenes en las que aparece posando desnudo en la cama con Stella Maxwell para la última campaña de Hugo Boss, sino también por las recientes declaraciones.

El ex integrante de One Direction ha hablado en el programa 'Straight Talking' sobre algunos de los momentos más duros de su vida, y ha abierto por completo su corazón. Empezando por cómo asimiló el gran éxito que tuvo la banda musical: "La fama es como tener una extraña crisis de mediana edad. Tengo la suerte de estar aquí todavía", explicaba. "He estado en un mal lugar. Ha sido algo que ha estado ahí un par de veces en mi vida. Afortunadamente tengo fantásticas personas a mi alrededor. Cuando las cosas se te empiezan a acumular, pueden atraparte, solo tú puedes controlarlo. Tienes que seguir adelante".

Además, tampoco ha dudado en descubrir detalles sobre su ruptura con la madre de su hijo, Cheryl Cole, y su faceta como padre: "Nos llevamos bien, hay tantas cosas que compartimos en la vida… Espero que esté bien, se lo merece. Es una gran madre, trabaja duro, se merece encontrar la felicidad". Y no dudo en añadir que: "Por mucho que no estemos juntos, ella es una de las personas más importantes, sino la persona más importante, en mi vida. Aunque no estamos juntos, Cheryl siempre está ahí para mí, ella entiende por lo que estoy pasando".

Liam también ha revelado el verdadero motivo de la separación: "Ambos luchamos bajo presión: trabajábamos mucho, había mucho jaleo a nuestro alrededor, además de un niño de por medio...Eso hizo distanciarnos". Y respecto a su hijo, ha asegurado que lo que peor lleva es no verle tanto como le gustaría: "Me siento muy mal si no puedo ver a Bear en unos días. Desde fuera parece que lo tengo todo, pero hay tantas cosas que me faltan. La incertidumbre es un gran elemento en mi vida, no sé cuánto tiempo durará. Además, mi vida familiar también es problemática y difícil. La distancia es difícil. Y hay más de 50 millones de rumores cada semana que son difíciles de ignorar. La confianza es difícil".