Liam Payne en Attitude Magazine

Liam Payne apareció la pasada noche con un misterioso tatuaje: un enorme león que ocupaba toda su mano izquiera. Lo que extrañó a la gente fue que lo llevara al descubierto y tan normal, sin protección para el proceso de curación, además, el día anterior no llevaba nada. Un tatuaje que se suma a la larga lista de tatus que decoran el cuerpo de Liam.

De momento no hay que preocuparse demasiado, porque todo indica a que esa tinta aún se puede borrar. Puede tratarse simplemente de una prueba, algo muy común antes de tomar tan difícil decisión. Y más si el tatuaje, como en el caso de Liam, va a ocupar toda la mano.

Ante tal revolución, Liam no ha dudado en desmentirlo publicando la foto en Instagram. Se trata de un 'fake' que ha confundido a muchos. Mejor que el cantante se lo piense dos veces antes de actuar porque como dicen: más vale ser león por un día que oveja toda la vida.