A pesar de los diez años de edad que les separan, Cheryl Cole y Liam Payne han apostado por su relación en todo momento, y están a punto de convertirse en padres de su primer hijo. Pero parece que se saltaron algunos pasos previos, que han querido dar ahora antes de la llegada de su bebé.

Cole ha dejado de lado sus compromisos laborales para reposar debido a su avanzado estado de gestación, mientras que Payne ha estado inmerso en su próximo trabajo musical en solitario, por el que ha estado viajando continuamente estos últimos meses, aunque ahora todo indica que ya se ha asentado junto a Cheryl para esperar la llegada de su hijo.

Actualmente ambos están inmersos en los preparativos para dar la bienvenida al mundo al bebé, y han tomado una importante decisión. Tal y como se ha podido conocer, Cole se ha trasladado de forma permanente a la casa del exvocalista de One Direction en Inglaterra. La artista ha puesto su lujosa mansión en alquiler por unos 20.000 euros al mes durante al menos un año, tal y como reveló la publiciación The Sun.

Pero parece que en caso de no encontrar al inquilino dispuesto a pagar eso por permanecer en la mansión, Cole no descarta vender la vivienda en la que habitaba junto a su exmarido, Jean-Bernard Fernandez-Versini. La gran casa de la que Cheryl estaría dispuesta a deshacerse está caracterizada por el lujo y el diseño moderno y ganó el título de Propiedad Internacional del Año en una encuesta realizada por un portal inmobiliario.