Marta Sánchez viajó hasta Badalona para cantar en un concierto contra la #LGTIfobia. Pero no resultó como esperaba ya que en pleno show un grupo de radicales comenzó a tirarle huevos.

La cantante estaba bromeando justo ante de ese momento con sus fans allí reunidos, confesando que al cambiarse el micrófono de mano había temido porque se le cayera al suelo. Justo ahí, tal y como compartieron varios asistentes al show, se inició el lanzamiento de huevos.

Fue entonces cuando la artista decidió abandonar el escenario con un: ?Pues vale, me voy?. Una situación que el alcalde de la ciudad, Álex Pastor, del PSC, ha querido denunciar en su perfil de Twitter: "Acabamos de vivir una vergüenza en el concierto contra la #LGTBIfobia. Todo iba genial, hasta que algunos indeseables han lanzado huevos poniendo en peligro a los artistas. La intolerancia y los extremismos de algunos retrógrados es justo lo que tenemos que combatir".