Lady Gaga y Taylor Kinney iniciaron su amor en el año 2011. Se conocieron en el rodaje del videoclip de la canción de la artista, You and I. Casualmente, en el video Gaga luce con un vestido blanco, besando a su apuesto chico, el que creíamos que pronto sería su marido en la vida real y no en la gran pantalla.

Taylor le pidió matrimonio el día de San Valentín, el 14 de febrero del año pasado. La cantante enseñó su anillo de compromiso en su cuenta personal de Instagram: un diamante amarillo en forma de corazón y pequeños diamantes blancos alrededor.

Atrás quedaron esas imágenes, pues según ha informado la revista People, la pareja ha finalizado su relación a principios de este mes. Las alarmas sonaron para los fans y los allegados de la pareja, ya que se ha visto a Gaga sin su anillo de compromiso y Kinney celebró su cumpleaños con sus amigos y familia, con la ausencia de la diva.

Aunque siempre se han mostrado bastante discretos, algo que parece imposible para ella, cuando han aparecido juntos se han mostrado muy cómplices y felizmente enamorados.

Lady Gaga ha publicado una instantánea en Instagram en la que sale junto a Taylor, abrazados caminando, en la que dice:

"Taylor y yo siempre hemos creído que somos almas gemelas. Al igual que todas las parejas, tenemos altibajos y hemos tomado un descanso. Los dos somos artistas ambiciosos, con la esperanza de poder trabajar a distancias largas y horarios complicados, para continuar con el amor que siempre hemos compartido".