El Teatro Nokia de Los Ángeles se vistió de tiros largos para brillar con todo su esplendor durante la celebración de los American Music Awards. En su 41 edición hubo dos grandes triunfadores de la noche: Taylor Swift que se llevó cuatro premios y Justin Timberlake que se hizo con tres galardones.

Pero antes de repartirse los premios pudimos ver desfilar por la alfombra roja a Kesha, Katy Perry, Christina Aguilera, Nicole Richie, Naya Rivera o Heidi Klum. El blanco y el negro fueron los colores por los que apostaron la mayoría de nuestras celebrities para lucirse con glamour en el photocall.

Pero  sin duda alguna, la que no pasó inadvertida fue Lady Gaga que llegó montada sobre un caballo blanco que se movía por un mecanismo que manejaban dos hombres metidos dentro del mismo. Como también no dejaron indiferentes a nadie las actuaciones de Miley Cyrus, Jennifer Lopez o Ariana Grande.

Tampoco se fueron de manos vacías los guapérrimos chicos de One Directon, así como Rihanna o Marc Anthony, que se alzó como el mejor artista latino.