El momento más esperado por los seguidores de Lady Gaga por fin llegó y nuestra chica no decepcionó a nadie. Tras varios meses alejada de los escenarios, la cantante ha vuelto con más fuerza que nunca para protagonizar un conciertazo de esos que dejan huella en sus seguidores.

No sólo bailó y cantó como nunca sino que hizo subir la temperatura de todos los allí presentes con un impresionante morreo que le plantó al cantante Sting. Vamos, que nuestra chica más polifacética le dejó al cantante sin respiración. Sin duda alguna... ¡Un auténtico beso de película!

Gaga había prometido que su vuelta a los escenarios sería apoteósica y que no dejaría indiferente a nadie. Y así fue. El conciertazo tuvo lugar en el festival iHeartRadio, en Las Vegas. Allí nuestra chica hizo vibrar de emoción a todos sus fans y les enseñó que, además de cantar y bailar como los ángeles, ella cuando besa, besa a lo grande.

El cantante Sting no quiso dejarla sola en su espectáculo y la química entre ellos se notó... ¡Y mucho! Y es que no solo hicieron mover el esqueleto a todo el mundo, sino que consiguieron dejarles con la boca más abierta de lo normal con continuas caricias, miradas de esas que matan... Pero no todo quedó en un simple coqueteo. Al finalizar la canción 'King of pain' nuestros chicos se fundieron en un apasionado beso.... ¡Menudo morreo! ¿Quedarían a la salida del concierto para terminar lo que empezaron en el escenario?