En la gala de los Premios Grammy 2016 hubo de todo: una desafinada Adele, una Sofia Vergara venida arriba junto a Pitbull, una Taylor Swift que le hizo ?zasca? a Kanye West en su discurso? Pero, sin duda alguna, la que se convirtió en la gran protagonista de la noche fue Lady Gaga, con su particular homenaje al fallecido David Bowie.

Ella fue la artista elegida para este gran cometido, pero la diva del pop supo estar a la altura. Desde el momento en el que pisó la alfombra roja hasta que desapareció del escenario, lo suyo fue una auténtica puesta en escena a lo Bowie, sobre todo teniendo en cuenta que se vistió con algunas piezas icónicas semejantes a las que en su día llevó el propio David.

Además, versionó hasta diez temas del desaparecido cantante, dándole su particular toque. Comenzó con ?Space Oddity?, y continuó con ?Changes?, ?Rebel, rebel, ?Fame?, ?Let?s Dance? y ?Heroes?, lo que arrancó más aplausos que críticas entre el público y seguidores.