El amor le da una nueva oportunidad a Lady Gaga, que ponía punto y final a su relación con Taylor Kinney, después de cinco años, en julio del pasado año. Ella ha comenzado un nuevo noviazgo con Christian Carino, un conocido representante. Y parece que para empezar esta etapa primero ha querido borrar de su vida todo lo que quedaba de su expareja.

Tal y como ha publicado In Touch Weekly, la estrella musical se ha deshecho del anillo de compromiso en forma de corazón que le regaló el actor, y que ella seguía manteniendo con el fin de reconciliarse con el hombre que ocupó su corazón durante cinco años, según sostenía la publicación mencionada anteriormente. Pero parece que su nuevo noviazgo le ha hecho perder la esperanza y las ganas de retomar su amor con Kinney.

"Le devolvió a Taylor su anillo de compromiso en forma de corazón poco después de las fiestas", comentó un informante a la publicación mencionada. Se comprometieron hace algo más de dos años, el día de San Valentín del pasado 2015, cuando el actor le pidió matrimonio a la cantante en el restaurante de la familia de ella en Manhattan.

Un tiempo después, Gaga anunciaba por las redes sociales el fin de su relación, y ahora parece que vuelve a confiar de nuevo en el amor con la ayuda del representante que ocupa su corazón. Fueron vistos a primeros de febrero en la Super Bowl de 2017, donde se hicieron un selfie de lo más cariñoso que hizo saltar los rumores, que se confirmaron poco después. Lady Gaga y Christian Carino son más que amigos.