Calentita se fue para casa Lady Gaga tras su concierto en Nueva Zelanda. ¡Vaya ?palazo? le metieron! Y no porque la bordearan o algo por el estilo, si no porque la ?apalearon? literalmente.

La diva del pop se encontraba dándolo todo encima del escenario, vamos que estaba la chica toda entregadísima, cuando se empezó a mascar la tragedia. Gaga cantaba el tema Judas mientras se enredaba en unas cuerdas y un palo cuando de repente, ¡zaca!, dolor a muerte?

Resulta que uno de los bailarines fue a coger dicho palo para retirarlo de la escenografía cuando, sin previo aviso, golpeó en la cabeza a la cantante. Queremos creer que fue sin darse cuenta pero vamos, que Lady Gaga se estaría acordando de su santísima madre durante un buen rato. Tanto que después se quedó mirando al chico con cara de ?me cago en??, mientras comprobaba que la peluca seguía en su sitio.

Se ve que después de tal conmoción, se fue corriendo para el camerino donde su maquillador valoró los daños y después comentó en Twitter: ?Gaga tiene una conmoción pero va a estar bien. Ella quería que supierais que os ama y que la estoy cuidando. No puedo creer que terminara el show??

Para la próxima seguro que el bailarín en cuestión pone mucho más cuidado eso, claro, si siguen trabajando juntos?