La estrella del pop ha conseguido superar sus problemas alimenticios y ha hablado sobre ello en una entrevista para la revista Teen Vogue. Kesha, que ha recuperado la figura y está más guapa que nunca, ha sido fotografiada con diferentes looks de lo más sofisticados y sobre todo recatados, como la nueva actitud que parece haber adquirido tras los dos meses de rehabilitación. En la imagen de la portada, la artista aparece vestida con una camisa vaquera, un lazo negro en el cuello y maquillada de lo más natural. Su pelo rubio, despeinado y el flequillo sobre los ojos, completan con mucho estilo el look casual del reportaje.

En la entrevista del interior de Teen Vogue, la cantante pop abre su corazón y confiesa lo difícil que fue para ella tomar la decisión de pedir ayuda profesional para solucionar sus problemas con la comida: “la decisión de tomar el control sobre ello (anorexia y bulimia), es lo más aterrador que he hecho nunca; y esto lo está diciendo alguien que ha buceado con tiburones y ha saltado de un avión sólo por diversión”. Además de recuperarse de su enfermedad, en el centro Kesha ha tenido tiempo para componer, creando 14 canciones de las que ella misma se siente orgullosa. Ya no tiene miedo a lo que puedan pensar los demás.

Desde luego, estamos ante una nueva etapa musical y personal de la artista, una etapa en la que reaparece la Kesha más fuerte y auténtica, la Kesha de la que se enamoraron millones de personas hace ya más de 4 años.