Kesha ha sido la gran protagonista de los titulares de la prensa norteamericana. El cambio físico que ha sufrido estos últimos meses, provocado por el aumento de peso, es impactante.

A principios del verano, la cantante perdió la batalla legal contra su productor musical, Lukasz Gottwald, al que acusaba de "esclavitud" y de acosarla sexualmente. La jueza Shirley Kornreich, de la Corte Suprema de Nueva York, dictó sentencia afirmando que el demandado era inocente de los cargos.

Tras este duro golpe, Kesha decidió tomarse un tiempo para ella misma, para descansar y relajarse, el estrés que le habían provocado los tribunales estaba acabando con ella.

Kesha en bicicleta | Agencias

Durante esa temporada, los medios de comunicación se hicieron eco de unas imágenes de la intérprete de 'Die Young' montando en bicicleta y bastante más 'gordita'. ¡Increíble pero cierto!, era ella, solo que había sufrido un drástico cambio físico.

No se saben los motivos que le han llevado a esta transformación, de hecho los titulares en EEUU hablan del "inexplicable cambio físico de Kesha", pero sea el estrés, demasiado tiempo en la cama o que le ha dado por comer un poco más… ¡Casi no la conocemos!