Después de varios meses especulando sobre qué artista sería el encargado de entretener en el medio tiempo del partido de la Super Bowl 2015 a los millones de espectadores pegados a la pantalla de la televisión, por fin podemos conocer a la cantante elegida: Katy Perry. La californiana tomará el relevo de Bruno Mars en el espectáculo televisivo del año por excelencia en Estados Unidos.

La estrella del pop así lo ha publicado a través de su cuenta de Twitter, donde ha confesado que no puede esperar a que llegue el 1 de febrero, día de celebración del evento.

Katy también ha compartido un vídeo en el que nos da pistas sobre lo que podríamos ver en el escenario durante esa noche: mucha purpurina, explosión de colores, unicornios, gatitos adorables? En definitiva, todo un mundo de fantasía que se espera que esté a la altura de las ediciones pasadas, pues recordemos que se trata del partido final de la liga NFL norteamericana, y que sólo el año pasado fue vista en directo por más de 100 millones de espectadores.

Así, Katy Perry parece haber vencido sobre otros artistas que también competían por actuar en el deseado escenario, entre ellos Rihanna y Coldplay. ¡No podemos esperar a ver su concierto!