Katy Perry y Orlando Bloom están, finalmente, en un buen momento después de todo lo que han sufrido por estar juntos. Hace unos días asistieron a una gala benéfica en un festival de Malibú, en la que los fondos recaudados se destinaban a las víctimas de los recientes incendios de California. Un evento donde los famosos subastaban experiencias que animaran lo máximo posible a los asistentes, entre las que estaba la oportunidad de tener una cita con Orlando Bloom que incluía una vuelta en moto y una comida.

Fue la propia Katy quien presentó a los interesados: "Vais a tener la oportunidad de agarraros a él de una forma que no me hace mucha gracia", y que después completó: "Vais a poder sentir sus pectorales y su six-pack, que es glorioso. Lo vais a poder hacer durante 45 minutos y luego quedaros mirando un rato a sus ojos marrones".

Con la buena descripción de la velada y, sobre todo, imaginarse una cita con el inigualable Bloom, consiguió que una de sus fans ofreciera 20.000 dólares por la experiencia. Pero la alegría le duró poco, ya que fue la cantante quien, segundos después, ofreció 50.000 dólares: "Laura, lo siento mucho, pero voy a comprar yo esta experiencia por 50.000 dólares".

Un acto cómico, pero que no ha dejado dudas sobre lo dispuesta que está Perry a luchar por lo que quiere, ¡con lo que le ha costado!