Katy Perry, rosa de verdad

Haberse convertido en la mujercita de Russell Brand no es motivo suficiente para que Katy Perry tenga confianza plena en su chico. Es más, la cantante no puede evitar ponerse celosona cuando ve a su chico hablando con mujeres…

Según Showbiz Spy, la cantante no lleva bien ser atendida por mujeres cuando viaja en avión. El motivo de sus ‘rechazo’ hacía las azafatas de vuelo viene provocado por la fijación que tiene su marido Russel Brand con ellas. “Desde que vio a su chico darle el teléfono a una azafata de vuelo siente rechazo por laz azafatas”, asegura una fuente.

Además, Russell parece tener un especial interés en este tipo de trabajadoras. De hecho, antes de estar con Katy mantuvo una relación con una azafata de Virgin con la que no terminó demasiado bien.

Katy ha querido hacer un parón en su gira para celebrar su primer aniversario de bodas. Y es que desde que se conocieron se han vuelto inseparables. Esperemos que los celos de la cantante no supongan un problema para su matrimonio…