Justin Bieber ha aterrizado en Madrid y sus fans españolas han viajado desde todos los rincones del país para poder ver a su ídolo. Sin embargo, el cantante ha querido permanecer oculto ante sus seguidoras y se ha camuflado detrás de su maquilladora.

Justin no ha querido hablar de su vida privada y lo ha querido dejar claro antes de comenzar la entrevista. Nada de preguntas sobre su supuesta paternidad ni de su relación con la cantante y actriz, Selena Gomez.

Su nuevo disco, Mistletoe, un álbum repleto de canciones navideñas, ya está en el mercado y está arrasando en las listas de ventas de medio mundo.

Entre tamborileos y campanillas, su nuevo disco ya es número uno en Estados Unidos y asegura que todo se lo debe a su familia. Una entrevista donde el niño Bieber ha dejado de serlo y ha demostrado tener muy claro qué es lo que quiere y cómo lo quiere.