Parece que el cantante ha hecho enfermar a sus fans, la Bieber Fever empieza a traer consecuencias. El primer síntoma de la saturación del cantante es... tirárle huevos.

Cuando Justin Bieber saltó al escenario Acer Arena en Australia seis huevos volaron hacia el cantante.

El cantante desapareció hasta que limpiaron rápidamente el lío formado por la mini lluvia de huevos y continúo cantando con normalidad para los fans que sí le quieren.

¿Qué habrá pensado Justin ante esta reacción? ¿Se habrá replanteado como tratar a sus fans? Lo que sí sabemos es que Justin ha sufrido mucho con las discusiones que mantuvieron sus padres y prefiere centrarse en la nueva vida que tiene.