Justin Bieber llegó a Barcelona el pasado lunes para ir calentando motores de cara a su primer concierto en España dentro de su gira Purpose World Tour. A su llegada al aeropuerto eran muchos los fans que le recibían y él se lanzó a repartir besos y abrazos para agradecer tan caluroso recibimiento.

Además, el canadiense no desaprovechó la oportunidad de asistir a los entrenamientos del Barça para saludar a su amigo Neymar y echar unos balones con los jugadores del equipo blaugrana.

Y por fin llegó el gran momento: el esperado concierto. Pero justo momentos antes de su llegada al Palau de Sant Jordi, un fan metió la mano a través de la ventanilla bajada del coche en el que Justin llegaba para tocarle y siguió corriendo durante varios metros así, hasta que el cantante le propinó un puñetazo, tal y como podemos ver en el vídeo publicado por el portal TMZ. Ahora, las imágenes del fan con la boca ensangrentada están dando la vuelta al mundo.