Como todo un caballero Justin Bieber se bajó del coche mientras Sofia Richie esperaba en el coche para comprar algo de comida en un Subway, cadena de comida rápida, pero cuando el artista se disponía a pagar en la caja su pedido, su tarjeta de crédito fue denegada. Un fan reconoció al intérprete de 'Sorry' y no dudó en pagar la cuenta del artista, según informa DailyMail.

A pesar de que la relación del artista con sus fans últimamente no era la mejor después de que decidiese cerrar su perfil de Instagram por las críticas a su novia y anteriormente decidiese no hacerse más fotos con sus seguidores, seguro que este generoso gesto le ayuda a recapacitar y vuelve a deleitar a sus fans con imágenes.

Después de pasar por el Subway, la pareja se dirigió a una tienda de tatuajes, Tatto Mania, donde, bajo la firma de DailyMail, la modelo se habría hecho su primer tatuaje. ¿Se lo habrá dedicado al cantante?