Cuántas veces le habrán dicho al ?teen idol? Justin Bieber eso de que a los fans hay que tenerlos contentos. Entendemos que un mal día lo puede tener cualquiera pero las reacciones que el cantante ha tenido este pasado fin de semana en el aeropuerto de Canadá con sus incondicionales han sido de todo menos cordiales.

El intérprete de ?Boyfriend? esperaba a su chica, Selena Gomez, impaciente por verla cuando un grupo de admiradores decidió acercarse a él para pedirle una foto y autógrafos. Acto seguido el cantante les respondió: ?¿No tengo derecho de esperar a mi novia como todo ser humano??, una respuesta que dejó con la boca abierta a los allí presentes, como se muestra en las imágenes.

Motivo por lo que el mismo Bieber, tras darse cuenta de su groso error, decidió ceder y fotografiarse junto a sus fans. Aunque uno de sus seguidores más ofendidos no dudó en dejarle a Justin las cosas claras diciéndole: ?Si tanto dices que amas a tus fans, por qué nos haces esto?, a lo que Justin respondió explicando que ?él es un ser humano también y que estaba esperando la llegada de su novia", añadiendo además como excusa: "He tenido un día muy largo?.

Está claro que un mal día lo puede tener cualquiera y sumado al duro trabajo que el canadiense está teniendo estos últimos meses con su nuevo álbum, ?Believe?, quizás sirvan como pretextos para entender dicha reacción. Pero, ¿hasta qué punto está justificada esta falta de respeto por parte del novio de Selena hacia sus fans?