Justin Bieber mantiene una relación amor/odio con sus fans que nos deja muy pero que muy sorprendidos. Y es que aunque hay días que el cantante se muestra de lo más simpático con ellos, otros en cambio parece no sentarle bien nada de lo que sus fans hacen por él.

En el último concierto que el cantante ha ofrecido en Birmingham, Justin pidió a sus fans que buscaran otra forma de demostrarle su amor que no fuese a través de gritos.

"Intenten demostrarme su cariño de una manera diferente. Lo comprendo, de verdad. Pero tanto grito es muy desagradable. Sé que es lo que todo el mundo hace, cuando vas a un concierto te pones a gritar y todo eso. Pero si en lugar de ello pudieran gritar una vez acaban las canciones, para disfrutarlas...", le dijo Bieber a sus fans. ¿Qué se pensaba que estaba en una biblioteca?