Ver a Justin Bieber no tiene precio o tiempo de espera. O al menos eso debió pensar una fan que no tuvo reparos en esperar 12 horas delante de la casa de su ídolo para intentar hacerse una foto con él. La joven, que acaba de cumplir 18 años, no consiguió inmortalizar el momento con el intérprete de 'Sorry' pero pudo estar unos instantes con él después de que éste le pidiese que se retirara.

Según informa TMZ, el equipo de seguridad se alertó cuando vio un coche estacionado frente la casa de Bieber por lo que decidió llamar a la policía que no pudo hacer nada ya que la joven se encontraba en la vía pública. Cuando llegó el cantante, le pusieron al tanto del asunto y no tuvo reparos en acercarse al vehículo e intentar ayudar a la policía. La joven colaboró todo el tiempo por lo que en cuanto conoció a su ídolo decidió marcharse. Por ello, el cantante prefirió no interponer una demanda contra su fan.

Bieber tomó la decisión de no fotografiarse más con sus fans, noticia que dio a través de su perfil de Instagram y que hizo enfurecer a gran parte de sus seguidores. "Si me encuentran por la calle, sepan que no voy a sacarme fotos con ustedes, eso se ha acabado. Ha llegado un punto en el que la gente ni me saluda ni me trata como a una persona, me siento como un animal del zoológico. Y quiero seguir manteniendo mi cordura. Sé que la gente va a sentirse decepcionada con la noticia, pero no le debo a nadie una foto", escribió el cantante.