Celebrities » Pop

NO FUE A LAS FIESTAS DE LOS OSCAR 2015 PARA NO COINCIDIR CON SELE Y SU NOVIO

Justin Bieber se monta su particular 'fiesta post Oscar' en una discoteca de San Diego para no cruzarse con Selena Gomez y DJ Zedd

¿Dónde estuvo Justin Bieber después de la gala de los Oscar? Pues celebrándolo con el resto de celebrities seguro que no. El cantante prefirió montarse su particular 'after party' acompañado de un amigo en una discoteca de San Diego, y todo por no cruzarse con su ex Selena Gomez y mucho menos con su nuevo churri el Dj Zedd en una de las fiestas post Oscar. Justin salió a ligotear y pasárselo pipa, pero lo cierto es que no se quita a Sele de la cabeza y no para de intentar darle celos. ¿Lo estará consiguiendo?

Justin Bieber, traicionado por Selena Gomez

Celebrities.es Justin Bieber, traicionado por Selena Gomez

Publicidad

Seguramente os preguntareis donde se metió Justin Bieber la noche de los Oscar, ya que el principito del pop pasó de ir a la fiesta de después de la gala para disfrutar de la noche al igual que el resto de celebrities que asistieron.

Lo cierto es que no acudió a la cita por no ver a su ex Selena Gomez, que además iba acompañada de su churri, Zedd. Pero no creáis que el cantante se iba a quedar en casa llorando, ¡qué va! Justin decidió darle celos a Sele como mejor lo sabe hacer: montándose una buena fiesta. Acompañado de un amigo en una discoteca de San Diego no tuvo reparo en hacer migas con las camareras que estaban trabajando… ¡Qué triste está!

Coqueteo por allí y por allá, una fuente afirmaba: "Parecía disfrutar mucho de la mesa VIP que reservó y de las chicas que trabajaban allí. Se le veía muy contento", pero lo cierto es que Justin sale a ligotear y a liarla porque es su manera de hacer pensar a la gente que se ha olvidado de Selena.

Para pasar una noche 10, Bieber contrato una seguridad especial para que nadie les molestara en su particular noche 'after Oscars', veremos si la estrategia de Justin por reconquistar a Sele le funciona, ya que de momento parece un amor imposible.

Publicidad