Justin Bieber ha sido víctima de una broma que le hizo hasta tumbarse en el sillón del plató de Ellen DeGeneres. La periodista le pilló desprevenido mientras charlaban y lo que no sabía el cantante es que le tenía planeado un buen susto del que no se iba a olvidar. Justin protagonizó un momentazo televisivo muy cómico cuando un colaborador del programa que lucía una estética muy parecida a la del cantante en el anuncio de calzoncillos de la firma Calvin Klein, hizo que Justin se encogiera y luego se tumbara de la impresión. ¡Qué fácil es asustarle!

Por otro lado también descubrimos que el principito del pop ha bátido record con un total de  más de 4.400.000 'No me gusta' en YouTube con su tema 'Baby', aunque cuente con más del doble de reproducciones?¿Qué le habrá pegado más susto: su doble en calzoncillos o su record de no me gustas en su canción?