Justin Bieber ha posado para la policía

¡No gana para disgustos! A Justin Bieber se le acumulan los problemas con la justicia. Tras ser detenido hace semanas en Australia por utilizar un vocabulario un tanto inapropiado con la policía, ser denunciado por su vecino por lanzarle huevos y más tarde ser registrada su casa por la policía donde encontraron una importante cantidad de marihuana, ahora el principito del pop ha vuelto a pisar la comisaría por conducir borracho.

Sí, sí como lo oyes, esta madrugada Bieber y otra persona, que todavía no ha sido identificada, han sido detenidas por conducir bajo los efectos del alcohol y realizar una carrera de coches de forma ilegal por las calles de Miami. Según el New York Post, el otro detenido sería el conductor del otro vehículo.

En estos momentos Bieber se encuentra detenido en la comisaría de Miami Beach, donde será sometido a más pruebas. Pero según informan fuentes policiales, el cantante no tenía válido el carnet de conducir.

Al parecer, el principito del pop iba al volante de un Lamborghini amarillo alquilado. El otro coche contra el que competía era un Lamborghini rojo. La carrera ilegal se produjo en la avenida Tree Pine Drive, una zona céntrica de Miami Beach. Y fueron los amigos del cantante los que cerraron la circulación a otros coches para que Justin participara en la carrera.

"Cuando descubrimos la carrera, los detuvimos con dos camionetas. Le realizamos la prueba de alcoholemia y dio positivo. Fue llevado a la comisaria y después será enviado a la cárcel", declaraba el portavoz policial Bobby Hernández. ¡Qué fuerte todo!