Hay pocas cosas que Justin Bieber no ha hecho en su vida, pero con tanto ajetreo de conciertos y tanta fama, el principito del pop se ha quedado con  ganas de pasar por experiencias acordes a su edad, como un baile de graduación.

Según publica el portal HollywoodLife.com, Justin se encontraba de camino a un estudio de grabación cuando se percató de que en el instituto Chatsworth Charter se celebraba el baile de graduación. El cantante, al enterarse del evento, decidió pasar por la fiesta para dar una sorpresa a los adolescentes y el caos se hizo presente.

Los jóvenes del instituto publicaron varios vídeos a través de las redes sociales en los que alardeaban de haber vivido el mejor baile de promoción gracias a la presencia de Justin Bieber. Unos vídeos que el propio el cantante se encargó de retuitear dejando así claro que sí se trataba de él y no de un impostor: "Siempre quise ir a un baile de graduación. Gracias por aceptarme #promcrasher", escribió Bieber.