La actuación de Justin Bieber en Coachella no ha resultado todo lo bien que el cantante esperaba. El canadiense salió al escenario de lo más ilusionado junto a su amiga Ariana Grande, pero el resultado de su intervención dejó mucho que desear.

Fueron muchos los fans que saltaron indignados y le acusaron de haber abusado de playback, algo de lo que se ha hecho eco también la periodista de televisión Morgan Stewart, que le ha juzgado de forma muy dura.

Y como era de esperar, Justin no se ha quedado callado y ha terminado explotando contra ella: "Efectivamente, ellos pusieron la música de fondo y yo solo canté por encima? Aunque para qué me voy a molestar en hacerte perder el tiempo que necesitas para destrozar a la gente. Las personas como tú son las mismas que acosaban en el colegio a críos que acababan suicidándose'', escribía el cantante en su cuenta de Twitter.

 

''Ojalá hubieras pensado en lo maravilloso que me he sentido al volver al escenario después de tanto tiempo. La excitación y la felicidad que siento cuando hago lo que más amo en el mundo. Porque sí, canté por encima de un tema pregrabado, pero eso es lo que hacen todos los cameos en este tipo de conciertos, es lo normal'', continuaba explicando Justin.

 

Por su parte, Ariana Grande también ha salido en su defensa: ''La gente se aburre mucho y no sabe lo que estar bajo este constante escrutinio. Lo importante es que el mundo está feliz de verte otra vez sobre un escenario'', aseguraba la artista.