Estamos acostumbrados a que las celebrities hagan lo imposible con tal de pasar desapercibidas. Gafas de sol que cubren media cara, coches de lunas tintadas, carreras a lo loco..., y un sin fin de técnicas con las que pretenden mantenerse en el anonimanto. Pero en esta ocasión, hemos visto la ?fórmula? que supera al resto.

Y es que se ve que Justin Bieber le ha cogido el gustillo a gastar bromas. Si hace unos días le veíamos haciendo un ?sinpa? en una conocida hamburguesería, ahora vacila a unos paparazzi.

Con cámara de vídeo en mano, lo periodistas de TMZ se acercaron al famosísimo cantante para hacerle unas preguntas. Bieber, ni corto ni perezoso, les dijo que se estaban equivocando de persona porque era un chico normal y corriente y se llamaba Dereck. ¡Míralo qué graciosillo el niño!

Como la persecución no cesaba, el chico decidió mantenerse en sus trece y respondía a las preguntas como sorprendido alegando que se estaban equivocando de persona. Para seguir confundiendo al personal, no dudó en lanzar: ?¿En serio soy famoso? No me lo puedo creer?.

La bromita ha cogido tal éxito entre sus miles de seguidores que ya es ?trending topic? en Twitter. Hasta tal punto que sus incondicionales ya se han abierto perfiles en las redes sociales con el nombre de ?Dereck Bieber?. Desde luego, Justin se divirtió de lo lindo porque no perdió la sonrisa en ningún momento... ¿Cuál será la próxima?