Justin Bieber sigue creando polémica con su gira por América del Sur, ya no le vale con que sea grabado mientras dormía por la brasileña Tatiana Neves después de compartir una noche de pasión con el cantante, ni tener que abandonar el escenario tras 45 minutos por entrarle una indigestión alimentaria? ¡No! Ahora Justin barre el escenario con dos banderas Argentinas que sus fans le tiraron al escenario.

Y es menudo aguante tienen a veces las ?believers?, porque no sabemos si el espíritu de la ?Ratita presumida? invadió el cuerpo del principito del pop, pero lo que tenemos claro es que por las imágenes del vídeo a much@s les pareció una gran falta de respeto por parte de su ídolo.

Pero si Justin pensaba que volviendo a casa sus problemas se iban a quedar ahí, nada de eso. A su llegada el miércoles a Los Ángeles varios federales estaban esperando en aduanas el jet privado del principito para registrar que dentro del avión no había ninguna sustancia prohibida. ¿Encontrarían finalmente algo que pueda provocar algún problema a Justin? Esperemos que no?