Las kilométricas piernas de Taylor Swift están valoradas en 40 millones de euros, las manos de Iker Casillas en seis millones y ahora Justin Bieber decide asegurar su pene por cinco millones, según informa la revista National Enquirer. El cantante ha decido poner precio a sus partes nobles viendo el interés mediático que suscitaron sus fotos desnudo.

Orlando Bloom fue el primero en ser pillado practicando paddle surf sin bañador, pero el intérprete de 'Sorry' le toma la delantera en eso de poner una cifra con bastantes ceros a la derecha a su miembro viril. Pero el cantante no es el único que está orgulloso de él, su padre, Jeremy Bieber ya comparó el pene de su hijo con un edificio de gran altura.

Lo cierto es que el artista está protagonizando un verano muy polémico. El canadiense cerró su cuenta de Instagram por los continuos ataques a la que fuera su novia, Sofia Richie, pero después pudimos verle en compañía de la modelo Bronte Blampied y después dando uno de sus peores conciertos por culpa de la resaca tras irse de fiesta con Rihanna. Sus vacaciones en Háwai, rodeado de chicas, tampoco pasaron inadvertidas incluyendo su desnudo integral. ¿Dará un último escándalo para cerrar la temporada estival?