Parece Justin Bieber no cae muy bien por tierras brasileñas. Y es que si hace días el cantante terminaba su concierto de Sao Paulo unos minutos antes de lo previsto debido a un botellazo que recibió por parte del público en su mano que le hizo hasta que se le cayese el micrófono, ahora Justin recibe otro gran susto en la ciudad de Rio de Janeiro.

Mientras estaba en plena actuación Justin Bieber fue sorprendido con un fan espontáneo que se subió al escenario y abrazó al principito del pop por detrás como si no hubiese un mañana. Pero gracias a la ayuda de sus bailarines y a sus guardaespaldas el fan no estuvo ni un minuto agarrado a Bieber, sin embargo el cantante se fue a su hotel con el susto en el cuerpo.

Y es que hay ocasiones en las que nuestros famosos tienen que tener saber controlar sus nervios y mantener la calma por que la fiebre fanática no hay quien la pare.