Cuando todos creíamos que Justin Bieber por fin sentaba la cabeza tras retomar su relación con Selena Gomez, ¡nada de eso! El cantante ha vuelto a las andadas y a convertirse en el centro de la polémica.

Resulta que un vecino le acusa de haberle lanzado huevos. Según el portal TMZ, el canadiense comenzó a atacarlo sin motivo aparente, por lo que acabó llamando a la policía que contó un total de unos 20 huevos estrellados en la fachada.

Pero mientras tanto, Bieber y el vecino tuvieron tiempo de encararse en mitad de la calle e insultarse a grito pelado. Una actitud que en nada contribuye a la imagen del canadiense, que no es la primera vez que se enfrenta a una demanda de alguno de sus vecinos que no parecen estar muy contentos con que Justin viva en su vecindario.