El hijo de Juan Gabriel, Iván Aguilera, ha sido acusado de provocar el infarto del artista después de una fuerte discusión. El joven era también el representante de su padre y aunque nadie podía sospechar del trato cruel que daba al cantante, ya son cuatro personas quienes apuntan la implicación de Iván en el fallecimiento del 'divo de Juárez'.

La primera de ellas ha sido el médico de cabecera de Alberto Aguilera, nombre real de Juan Gabriel, quien asegura que el cantante se aquejaba de fuertes dolores de cabeza días antes de su muerte debido a los enfrentamientos con su hijo. Por otra parte, el exrepresentante Joaquín Muñoz revela que el intérprete de 'No tengo dinero' le pidió volver a trabajar con él: "Iván lo estaba explotando, lo tenía trabajando como loco y no le daba el dinero; todo iba para para su cuenta. Hasta una discoteca puso sin que lo supiera su padre".

El último en sumarse y en confirma el maltrato al que Iván sometía al mexicano ha sido otro de sus hijos, Alberto Aguilera, quien asegura que su hermano no prestó ayuda al artista cuando comenzó a sentirse mal. A pesar de estas informaciones, los fans del artista se niegan a creerlo después de ver como Iván se emocionaba en una entrevista para Univisión: "Fue algo que cambia la vida. Siempre hablábamos. Éramos una familia muy unida".