Aparentemente Jay Z y Kanye West eran grandes amigos que además colaboraban juntos en algunos trabajos. Pero la realidad parece ser que es muy distinta, y que Jay Z en el fondo no aguanta a West pues le considera muy excéntrico, además de querer ser el centro de todas las miradas.

"Jay no le soporta. Le considera un idiota excéntrico y loco al que solo puede aguantar en pequeñas dosis. Kanye es un imbécil, todo el mundo lo sabe. Antes le toleraba porque sabía que podían ganar mucho dinero juntos. [Antes de grabar 'Watch The Throne'] Jay dijo: 'Voy a ir por todas. Vamos a hacer una gira que genere millones de dólares. Puedo soportarlo'. Pero la realidad es que Jay ya no quiere tener nada que ver con él. Le gusta tener su propio espacio y su privacidad. No se parecen en nada. Jay tiene un círculo de íntimos muy reducido, mientras que Kanye es una de esas personas que siempre quiere ser el centro de todas las miradas", revela una fuente a Page Six.

Y, aunque Jay Z no le ha dicho tales cosas a Kanye, parece ser que el marido de Kim Kardashian sabe del verdadero pensamiento del esposo de Beyoncé, por lo que le habría dedica estas palabras en su último concierto en Seattle: "No me llames después del robo para preguntarme: '¿Cómo estás?'. ¿Quieres saber cómo estoy? Pásate por mi casa... trae a los niños y compórtate como los hermanos que se supone que somos... Nuestros hijos nunca han jugado juntos".

Aunque según otra fuente cercana a West considera que eso es imposible: "No creo que Kanye estuviera refiriéndose a Jay. Más que amigos, son como hermanos. Jay valora enormemente el talento y la genialidad de Kanye, y acepta tanto sus excentricidades como su pasión a la hora de actuar", aseguraba una fuente cercana a Kanye a la misma publicación.