Parece que la relación de James Packer y Mariah Carey ha llegado a su fin. Según anuncian en la publicación australiana Woman's Day, el millonario se ha cansado de la cantante.

Los gastos extravagantes de Mariah podrían haber sido el detonante definitivo para la ruptura de su amor y de su compromiso.

Otro de los motivos que ha revelado un amigo del multimillonario australiano a la publicación es que James está totalmente en contra del reality que Mariah Carey va a tener en televisión. A James no le convencía la idea de que vida quedase expuesta al público.

Pese a que James ha acabado harto de la diva del pop, ha decidido no pedirle a Mariah el anillo de compromiso valorado en 10 millones de dólares que le regaló hace meses.