Nicky Jam y Angélica Cruz decidieron convertirse en marido y mujer en una impresionante boda que tuvo lugar en Colombia en febrero de 2017.

Pero parece que a pesar de haber pasado apenas 18 meses desde que se dieran el 'sí, quiero', la pareja ha decidido separarse.

La noticia fue confirmada por el programa de televisión 'Suelta La Sopa', quienes tuvieron acceso a la sentencia de divorcio de la pareja revelando que el estadounidense deberá pagar a su futura exesposa una manutención mensual de miles de dólares así como también la obligación de darle la mitad de los bienes que hayan adquirido durante el periodo que estuvieron casados.

Y es que tras este notición, se ha desvelado que la relación de Nicky y la colombiana hacía tiempo que había hecho aguas. Parece que por eso la decisión había sido tomada por ambas partes desde hace tiempo, pero como no habían encontrado el momento perfecto entre tantos compromisos del artista, no fue hasta ahora cuando finalmente decidieron decirse adiós.