Britney Spears y su familia están viviendo un dramático momento: la hija mayor de su hermana Jamie Lynn Spears, Maddie, de ocho años, se encuentra en estado crítico después de haber sufrido un accidente de tráfico.

Según informa el portal TMZ, la niña se encontraba en un vehículo todoterreno con su padre, Casey Aldridge, participando en una expedición cuando el coche volcó en una zona acuosa. La sobrina de Brit quedó bajo el agua durante unos minutos en los que no podía respirar, por lo que tuvo que ser traslada en helicóptero hasta el centro hospitalario más cercano.

Britney y los suyos están muy preocupados, tanto es así que en su perfil de Instagram podemos leer: “Otro día, bendición”, y es que en estos momentos un día más en una auténtica bendición.

Por otro lado, el representante de Jamie Lynn ha negado algunas informaciones publicadas por los medios sobre el percance, y ha querido aclarar lo que sucedió: “Los detalles que los medios publican acerca del incidente de la hija de Jamie Lynn, Maddie, son incorrectos. En estos momentos, la familia Spears pide que se respete su privacidad durante este tiempo y aprecia las oraciones y los mensajes de apoyo”.