Thalía lleva quince años viviendo un auténtico drama familiar. Como si de una telenovela se tratase, las acusaciones de una de sus hermanas hacia ella se han convertido en la comidilla de la televisión mexicana, aunque la artista ha intentado mantenerse al margen de todo ello.

Y es que Laura Zapata, que es como se llama la hermana mayor de Thalía, que ha participado en destacadas telenovelas como ‘La Usurpadora’, la acusa de haber abandonado a su abuela de 99 años. Asegura que Thalía no ha contribuido económicamente a la manutención de la misma y esto ha hecho que la abuela la olvide por completo.

Su enemistad se remonta al 2002 cuando Laura y Ernestina Sodi (otra de sus hermanas) fueron secuestradas por un grupo de hombres, quienes pretendían extorsionar a Thalía y a su marido, el productor musical Tommy Motola. Mientras Laura estuvo secuestrada 20 días, Sodi estuvo más de un mes, siendo torturada y abusada sexualmente. Finalmente, fue la cantante quien pagó el rescate de su hermana.

Pese a los fatídicos hechos que vivieron, Laura escribió una obra de teatro sobre su experiencia en la que señalaba a Thalía y su marido como los principales responsables del incidente, lo que ha provocado que, desde entonces, su relación sea una continua guerra. Sin embargo, la cantante mexicana sí que se ha reunido numerosas veces con sus otras hermanas, las Sodi, ocasiones que Laura ha aprovechado para criticarlas.