¡Un chef de excepción! Aprovechando que está pasando unos días de relax en Los Ángeles, Harry Styles se pasó por la casa que tiene Cindy  Crawford en Malibú (California) y disfrutaron de una estupenda jornada culinaria con un cocinero de lo más vip.  Y es que el ‘pop star’ quiso deleitarlos con unas ricas pizzas hawaianas caseras para toda la familia.

El cantante contó con unos improvisados pinches, los hijos de la modelo, Presley y Kaia, con los que comparte una gran amistad y quisieron compartir el gran momento con sus seguidores en Twitter. Por su parte el hijo mayor de la top, Presley, quiso agradecérselo a través de la misma vía: "Gracias por venir a nuestra casa otra vez y ayudarnos a hacer pizzas".  A lo que él le respondió: "Cuando quieras, hermano. Te veo pronto surfeando".

Esta no es la primera vez que Harry se pasa a visitarlos, la última vez fue hace un mes cuando operaron a Presley de amígdalas y el cantante quiso ir a visitarlo. En esta ocasión también lo publicaron en Twitter: "Estaba en casa después de que me extirparan las amígdalas y mi hermana trajo a un amigo mío para verme. Este tío sabe cómo me siento".