One Direction ya está en marcha con su gira 'On The Road Again Tour' por Australia y Harry Styles ya ha probado el suelo. Sabíamos que el cantante es de naturaleza torpe y tiende a resbalarse y tropezarse, y aunque algunas veces las caídas son dignas de preocupación, otras son súper graciosas, como la de esta vez, ¿se habrá preocupado Nadine Leopold por su 'churri'?

La caída esta vez es graciosa, y es antes de llegar al escenario el cantante se resbalaba por la rampa, pero la cosa no se queda ahí, Harry ha temido por su masculinidad al haber tenido un encontronazo con el palo del micrófono que se le quedó atasco en el trasero. ¡Eso es empezar la gira con buen pie y lo demás son tonterías!

Seguramente a Harry no le hiciera tanta gracia, es una situación embarazosa, pero con sólo imaginar la escena ya es desternillante así que imagina verla?