A pesar de la tensa relación que Harry Styles ha mantenido con sus fans durante los últimos meses, muchos le acusan de ser el responsable de la disolución temporal de One Direction, el británico ha seguido entregado a su público durante las últimas actuaciones que la banda ha ofrecido como parte de su gira 'On The Road Again'.

En una de ellas, el más joven de los integrantes de la boyband ha demostrado sus dotes como bailarín sobre el escenario, dando rienda suelta a su cuerpo en una serie de movimientos que sus seguidores han calificado como 'sexys'.

La banda británica puso fin, de manera provisional, a su carrera artística en conjunto el pasado sábado 31 de octubre en Sheffield, Inglaterra, en un concierto muy emotivo en el que no faltaron las lágrimas entre los integrantes del grupo y las palabras de agradecimiento hacia sus fans.