Hace bastante tiempo que Harry Styles no tiene una novia oficial después de que lo relacionaran en varias ocasiones con Kendall Jenner, relación de la que se ha comentado que es un poco imposible aunque se quieren ambos mucho.

Así, el cantante acudió este jueves por la noche a una fiesta de lujo que organizaba Dior en Londres acompañado por su hermana Gemma, y lo que no esperaba es encontrar en el evento con un antiguo amor suyo.

Kara Rose Marshall, fue la ex novia con la que se topó Harry de fiesta. Los jóvenes estuvieron saliendo de una manera intermitente en el año 2013 pero al final su relación no cuajó. Él acudió muy elegante vestido de esmoquin y ella irresistible con un vestido plateado de amplio escote.

No sabemos qué sucedió entre ellos una vez que se reencontraran pero si conocemos que Harry salió de la fiesta sin su compañía, pues se fue en el coche con la mujer de su gerente, Glenne Christiaansen.