La fiesta de cumpleaños de Harry Styles tuvo lugar en el Lulu Café de Beverly Hills. La estrella de One Direction, cuya fortuna personal está valorada en 22 millones de dólares, no reparó en gastos a la hora de celebrar su mayoría de edad en Estados Unidos. Harry reservó todo el local donde tuvo lugar la velada, sus invitados pudieron disfrutar de cupcakes decoradas con la letras 'H' mientras se divertían cantando en un karaoke e inmortalizaban la noche sacándose instantáneas en una cabina de fotos.

Por allí pasaron gente tan dispar como David Beckham, Kelly Osbourne, Chris Martin y Jennifer Lawrence, Courtney Cox, Adam Levine o Adele, entre muchos otros. Su chica, la modelo Nadine Leopold con la que abandonó la fiesta por la puerta trasera, tampoco quiso perderte el evento del año.

Los ausentes fueron Zayn Malik que estaba en Inglaterra, Niall Horan que no quiso perderse la final del Open de Australia entre Murray yDjokovic.

Sus fans tampoco se olvidaron de él en un día tan especial que lograron que #HappyBirthdayHarryStyles fuera Trending Topic mundial. Además, pusieron en marcha una iniciativa para donar dinero a la organización London Lesbian and Gay Switchboard en su honor. Finalmente se recaudaron casi 15.000 euros.