Selena Gomez se vio obligada este lunes a cerrar su cuenta de Instagram durante unas horas, después de que esta hubiera sido hackeada.

Los hackers además publicaron en su perfil fotos de su exnovio, Justin Bieber, completamente desnudo. De hecho, estas fotos vieron la luz en su día y pertenecen a unas vacaciones que la expareja pasó en Bora Bora en 2015, cuando todavía estaban juntos.

Con 125 millones de seguidores a lo largo y ancho de este mundo, Selena ha podido recuperar de nuevo su perfil de Instagram una vez reforzada la seguridad del mismo.

Captura de la publicación en el Instagram de Selena tras el hackeo | Redes Sociales