El pasado 20 de julio, el vocalista de 'Linkin Park', Chester Bennington, fallecía tras un supuesto suicido.

El cantante fue encontrado sin vida en su casa de Palos Verdes en Los Ángeles sobre las nueve de la mañana.

Una terrible pérdida que dejó conmocionado al panorama social.

Pero a pesar de que su familia estaba enfrentándose a uno de los peores momentos de su vida, hubo quien le sacó provecho a esta situación.

Un hacker decidió hacerse con las redes de la mujer del cantante, Talinda Bennington, y hackearlas lanzando mensajes sobre la muerte de Chester.