Desde hace mucho tiempo las dos grandes divas de la canción, Katy Perry y Taylor Swift, están enfrentadas en una guerra que parecía que nunca iba a terminar.

De hecho se ha especulado mucho sobre las pildoritas que ambas se enviaban en sus canciones. Como en el caso de Swift con su tema 'Bad Blood', donde todos decía que iba en contra de su enemiga, y Perry con su nuevo hit 'Swish, Swish', que se rumoreaba que era la respuesta a 'Bad Blood'.

Pero a principios de este año, Katy cambio la letra de la canción en uno de sus conciertos, por lo que se entendió que la guerra estaba dando sus últimos coletazos. Añadido esto a las declaraciones que Perry hizo al respecto donde apuntaba: "Es posible que no esté de acuerdo con todo lo que haga, y quizá ella no esté de acuerdo con todo lo que haga yo, pero de verdad que quiero que nos unamos con amor, perdón, comprensión y compasión".

¿Será este el final de la guerra o solo una batalla más…?