Celebrities » Pop

TENEMOS TODOS LOS DETALLES

La "grandiosa" boda de Mariah Carey y James Packer se celebrará en la isla de Barbuda

Estamos expectantes ante la próxima boda de Mariah Carey, pues la cantante se unirá para toda la vida con el millonario australiano James Packer y ya advirtió de que su enlace sería "grandioso". TMZ ha desvelado algunos detalles, como que habrá solamente 50 invitados y que se celebrará en la isla de Barbuda, en el Caribe, en un resort de lujo que el novio está construyendo con Robert De Niro. ¡Alucina!

Mariah Carey y James Packer

Gtres Todos los detalles de la boda de Mariah Carey y James Packer

Publicidad

Este verano, Mariah Carey hará realidad su sueño y se casará con el millonario australiano James Packer. La pareja ya lo tiene todo preparado y ya han desvelado algunos detalles del enlace, que se celebrará en la isla de Barbuda, en el Caribe, concretamente en un resort privado de 250 millones de dólares que el novio está construyendo con Robert De Niro, según TMZ.

A pesar de que la ceremonia será un evento por todo lo alto, solamente 50 invitados serán testigos del 'sí, quiero'  de Mariah y James. Los asistentes, que aún no tienen las invitaciones en su poder, tendrán la suerte de volar hasta el complejo en avión privado para disfrutar de la boda de ensueño que tendrá lugar a mediados de junio, aunque aún no se sabe la fecha exacta.

"Estoy emocionada ante la idea de hacer algo grandioso. No va a ser una boda grande, pero va a ser grandiosa. Creo que lo más importante es la relación y, ya sabes, simplemente la conexión. El amor lo es todo. Eso es lo más importante, pero por supuesto me gusta vivir un momento grandioso", comentó una entusiasmada Carey para Access Hollywood.

La cantante está la mar de contenta con su inminente matrimonio y no duda en presumir de su anillo de compromiso de 35 quilates por todas partes. "Andar a través de una multitud con un anillo en tu dedo y muchos brazaletes es un poco intimidante. Pero me resulta difícil quitármelo porque me encanta", relató. ¡Normal!

Publicidad