Justin Bieber ha vuelto a ser noticia con un gesto que ha dado la vuelta al mundo, y es que el joven artista ha querido sorprender a un grupo de niños que viajaban en un autobús escolar en Bombay. Las caras de los niños lo decían todo, por lo que cuentan fuentes cercanas fue un absoluto espectáculo el momento en el que Justin entró en el autobús.

El cantante no quiso que la bonita sorpresa quedara solo en eso y decidió que los niños tenían que acudir a su concierto, así que les dio a cada uno un pase y organizó una zona llena de comida y bebida para que pudieran disfrutar del concierto con todos los privilegios.

La imagen de Justin se ha visto dañada en muchas ocasiones debido a los problemas que ha tenido con la justicia. Y aunque muchos digan lo contrario, después de ver este gesto es evidente que Justin tiene más corazón del que muchos piensan.